jueves, 18 de junio de 2009

Remolinos contenidos

Y abrió los ojos, con el piolin en la mano; en la oscuridad fue distinguiendo el contorno de los objetos que la rodeaban. Hacía una hora y media que casi sin darse cuenta daba vueltas en la cama sin poder dormirse, ya había viajado por mil lugares y cuando fue un poco consciente del insomnio, creyó que iba a conciliar el sueño repitiendo una y otra vez el Ave Maria, pero no fue asi...
Esa noche de Martes, era una noche como la que le gustaban a ella, un poco mas fria, pero atracriva y solitaria.
Como si hubiera una obligacion implicita o un no derecho a disfrutarla se fue a dormir.
Un ruido continuo y molesto interrumpia el esfuerzo, y un poco la inquietaba. Prende la lampara, y ve como suponía, el barrilete de papel que golpeaba contra la ventana, esperando viajar con el viento
Gira la cabeza y el cuerpo mirando hacia la pared. Ata el barrilete en el pie de la cama y deja la luz prendida. creyendo que el alma no se vengará de tan tortuosa noche

1 comentario:

  1. Ya estamos hablano de un Cuento! muy lindo.

    ResponderEliminar